martes, diciembre 7, 2021

Polémica por hipopótamos de PABLO ESCOBAR

El narcotraficante Pablo Escobar dejó un legado que aterroriza: ¡los peligrosos hipopótamos!.

El ombligo de Colombia, el Magdalena Medio, se ve afectado por la reproducción incontrolada de estos animales que, de cuatro, ya suman más de un centenar en estado salvaje.

La gente cree que estos herbívoros, de casi 4 toneladas de peso, son mansos pero se llevan la sorpresa de que son letales cuando atacan.

Una labor muy dura para ellos que saben lo difícil que es lidiar con un animal que pesa casi cuatro toneladas en su edad adulta y que es profundamente territorial, muy ajeno a ese animal tierno que, por lo general, suelen pintar cuando de evocarlo se trata. En Colombia, debido a actuaciones judiciales, los hipopótamos no pueden ser sacrificados, informó una fuente.

Pero la realidad es que, como dijo desprevenidamente una de las fuentes, son ‘tanques de guerra’ que trajo por allá en la década de los ochenta al país el jefe del cartel de Medellín, Pablo Escobar Gaviria, en medio de una importación masiva de animales exóticos.

TAN SOLO DOS EJEMPLARES SON ORIGINALES DE PABLO ESCOBAR

De tres hembras y un macho que Escobar importó se pasó hoy a más de un centenar que deambulan silvestres por ‘El ombligo de Colombia’, el Magdalena Medio. Desde Puerto Triunfo (Antioquia) hasta zonas de la región Caribe colombiana como Magangué (Bolívar), Tamalameque (Cesar) y Barrancabermeja (Santander). Por eso es que ya empiezan a darse ataques a seres humanos, pues no hay cerca que los contenga.

El periodista Héctor Sarasti, del programa Testigo Directo de Rafael Poveda, recorrió esa céntrica región de Colombia para conocer de cerca la realidad muchas veces documentada, pero pocas solucionada.

Un hecho curioso que informaron al periodista es que la sonada y repetida noticia de que los hipopótamos del Magdalena Medio fueron supuestamente declarados “personas interesadas” por un tribunal de Estados Unidos no es verdad, entre otras razones porque la legislación de ese país no considera personas a los animales. “El caso, titulado Comunidad de hipopótamos que viven en el río Magdalena fue una solicitud (de dos abogados) de una orden para tomar el testimonio de dos testigos estadounidenses para un caso pendiente en Colombia”, dijo una fuente.

“…El tribunal no determinó que los hipopótamos sean “personas jurídicas” o personas, ni nada parecido. De hecho, la orden no hace ningún hallazgo. Todo lo que hizo el tribunal fue firmar la orden en la forma que redactaron los abogados del demandante”.