viernes, septiembre 24, 2021

VIVEN ENTRE LAS TUMBAS de la Cota 905 en Venezuela

En Caracas los cementerios no solo albergan muertos, también son refugios para los vivos. Personas sin hogar, sin ayuda y abandonados por sus gobernantes, decidieron enterrar su existencia en fosas que deberían ser destinadas a cadáveres pero ahora son sus viviendas.

El Cementerio General del Sur, el más importante de Distrito Capital, es hoy una metrópolis con tumbas de puertas abiertas y caminos de espesa vegetación que conducen a panteones profanados, sepulcros corrompidos por alcohólicos, drogadictos, pero también por personas sin ingresos que incursionan en una vida sumida en miseria. Esta es una historia de Rosalí Hernández.